Diana Solórzano “El Espejo”

“El espejo”
La columna de Diana Solórzano

Escrito para gente de cierta edad. Los más jóvenes ni lo lean. A los veinte, treinta y hasta los cuarenta años, los espejos son amigos, son cómplices, hasta les cierra uno el ojo. Luego ya son medio gachos, les da por tratarnos igual cuando en realidad ya nos tendrían que tratar con más respeto, ser buena onda y ponerse medio borrosos.

Por: Diana Solórzano.- La de la radio si esa hoy en EDICIONES ICONO.- Pero llega el momento en el que son casi enemigos (Los Espejos), y por eso no hay que verlos mucho, pueden ser malísima onda y reflejar todo nítidamente. ¿Qué tal de rara puede ser nuestra propia imagen? ¿no les ha pasado que de repente pasan por un vidrio o un espejo que no esperaban y no se reconocen? O algo más raro aún, de repente también, ya te ves muy parecida a tu mamá.

Para empezar no es “de repente” toma sus buenos años y por otro lado, nos parecemos más a nuestros gestos que a nosotros mismos (es el éxito de los imitadores), pasa el tiempo y nos descubrimos más y más parecidos a nuestros papás, desde la forma de caminar, hasta la de sonreír. Y no sabemos si nos gusta o no. El espejo sí miente y nosotros más, nos ponemos a una distancia en dónde más o menos nos gusta como nos vemos, entonces, nomás ahí, porque un poquito para adelante y ya no, demasiada definición, un poquito para atrás y ya tenemos que hacer poses o algo porque ya se nos ve parte del cuerpo. Le sonreímos, le ponemos cara seria, caminamos hacia él, nos vemos por atrás, y ni les cuento si estamos solos, la de caras y gestos que podemos hacer es increíble.

Bueno con decirles que yo tenía un amigo que nomás se podía ver en el espejo con un vaso en la mano, porque quería ver como se vería en tal o cual fiesta y entonces el vaso era parte del vestuario y lo guardaba en el closet.  Casi todos lo negamos y decimos que nunca nos vemos en el espejo, nomás lo necesario. Y eso sería lo sano. Pero es imposible pasar cerca de uno y no asomarnos, ya sea en la casa, en los bares, en el coche, sucede como con las televisiones en los restaurantes, aunque no la queramos ver, la vemos.

En un hotel dizque elegante de la Ciudad de México, las paredes de los baños eran puros espejos, y fue una pesadilla, no siempre nos queremos ver ni con shampoo en el pelo, haciendo pipi semi dormidos y con los pelos parados, ni ocupados en otros menesteres de esos santos lugares No por favor. Y nunca me ha parecido sexy eso de verse en el espejo durante los encuentros amorosos. De todos modos a la hora de la hora, no somos como posamos, tampoco como sonreímos en el espejo, no caminamos como le hicimos en nuestro cuarto y no somos los de los selfies (que son una especie de espejo), tratamos de poner nuestra mejor cara, eso sí y salir más o menos peinados. Pero todo se puede echar a perder en la vida real, sudamos y nos vemos brillosos (que no brillantes), nos entra aíre y nos despeina, nos lloran los ojos y se corre el rimmel, sonreímos y traemos algo en el diente, nos paramos para ir al baño y resulta que nos vemos fatal en esa ropa, así que hay que relajarnos, lo primero es no vernos mucho, luego tratar de ser naturales y lo más parecidos a nosotros mismos que podamos, es lo que mejor nos sale .

Esperar que importe más los temas de los que hablamos, reírnos mucho (la risa en general es adorno y nos quita varios años de encima, mi papá, a sus noventa, se reía y volvía a ser el muchacho guapo treintón) y hacer reír a los demás. De todos modos, independientemente del espejo y sus cuentos, la gente nos gusta o no por razones rarísimas, luego hablaremos de eso….

Saludos cordiales desde #MundosDigitales de #EdicionesICONO
Más de Diana en.- https://icono-posicionamiento.tumblr.com/tagged/Diana-Solórzano

 

http://icono-posicionamiento.tumblr.com/

En ICONO nuestras Comunidades Digitales son claves para el posicionamiento de nuestros clientes de PORTADAS o “COVERS”. Todos y cada uno de ellos han logrado ir conquistando posiciones en la web, a partir de la publicación de pequeños reportajes que permiten enlazar a sus propias web´s y redes sociales con nuestros servicios de publicaciones.

En ICONO Los medios pasan de informar a conectar, van más allá de las fronteras entrelazando sus contenidos con una fusión directa sobre sus audiencias. Hoy la evolución se concentra en temas de conectividad, de intercambio de información dinámicos, clicks, links, redes… todo en imágenes, multimedia de gadget y relaciones interpersonales que dejan atrás las reglas y fronteras tal y como se conocen en los últimos 20 siglos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s